lunes, 16 de marzo de 2009

Mis 15 minutos de fama en el mundo del comic

Seguro que para todos o para muchos de los aficionados al comic una de las cosas que nos gusta más es ver nuestro nombre, nuestras carta o nuestros e-mails publicados en una de nuestras series favoritas.

Si bien yo nunca tuve mucha suerte con las ediciones españolas (solo una vez y como mero ganador de un concurso mensual de Ediciones Zinco), me ha ido mucho mejor con las ediciones originales USA de mis series favoritas.

No se bien que año era pero debía ser finales de los 80 cuando se estreno el primer film de Batman de Tim Burton. En aquella época Batman se publicaba en España a través de Ediciones Zinco. Recuerdo que mes a mes en el correo de Batman, e imagino que en el de las demás colecciones también, sorteaban varios ejemplares de algo que se llamaba sino recuerdo mal DC Comics Presents o algo así. Venia a ser un folletín de varias páginas donde DC presentaba las novedades del mes y que repartian entre las tiendas de los USA (algo parecido a lo que hacen Norma Editorial y Panini en España). Para ganar o tenias que responder una pregunta o a veces simplemente mandar una carta. Para mi sorpresa, una vez resulte ganador y mi nombre aparecio en uno de los números de la serie de Batman vol. II de Ediciones Zinco. Me mandaron mi premio y yo todo contento.

Pasaron varios años, deje de coleccionar comics durante bastante tiempo pero volví en la segunda decada de los 90 al vicio. No se bien como pero me converti en adicto a las publicaciones de Top Cow (si me gustaba Top Cow y disfrute muchisimo de esa etapa y poco a poco he conseguido casi completar todo lo que Top Cow ha editado). En esa época ya compraba originales yankees. El caso es que Top Cow estaba promocionando una nueva saga que constaba de una mini de dos prestigios: DarkCrossings: Dark Clouds Rising y Dark Crossings: Dark Clouds Overhead que luego iban a desembocar en una mini de 4 números: Butcher Knight. La cosa venia a ser una puesta en escena moderna del mito de Merlin, etc., etc. Como decia para promocionar la serie, crearon una especie de juego a modo de campaña viral inspirado en el cluedo. Debias seguir durante varios meses las pistas que se iban dando ya fuese en los diversos comics que editaba Top Cow, en sus foros de internet, etc. hasta adivinar el asesino, arma y lugar. Habia 9 ganadores; un primer ganador que se llevaba un premio groso y luego otros 8 premios menores que estaban compuestos, como no, de un lote de comics Top Cow con los ejemplares en formato prestigio de Dark Crossings firmados y dedicados por los autores. Una vez más mi nombre y mi pueblo (Alcarrás) aparecian escritos en un comic, sino recuerdo mal en el 4º y último número de Butcher Knight.



Siguiendo con Top Cow termine siendo moderador de uno de los subfoross del foro oficial de la editorial. Con lo cual una vez al año nos mandaban unos "goodies" como agradecimiento a nuestros esfuerzos. Esos goodies consistian en un buen paquete de comics de Top Cow, casi siempre portadas alternativas limitadas y cosas por el estilo. Por supuesto estabamos todos los moderadores bien agradecidos a la editorial. Como estuve sin internet bastante tiempo me vi obligado a dejar de lado esa labor, además Top Cow se volvio bastante irregular en muchos aspectos por lo que me canse de la editorial y sus títulos y acabe abandonandolos por completo salvo raras excepciones en que compro alguna miniserie como fue el caso de Wanted.



Cual es el motivo de esta entrada? La verdad que todo viene por un hecho que descubrí recientemente pero que ocurrio en el año 2000. Todo empieza el pasado día 21 de Febrero cuando voy a Rosario para asistir a la boda de un primo. Cuando llegamos a Rosario, otro de los primos dice de llevarnos a los familiares de Córdoba a ver la casa que se está haciendo. Yo ya venia con la idea en la cabeza de nada más llegar a Rosario dirigirme a una tienda de comics que hay en Rosario donde suelen tener bastante material USA atrasado. Queria comprar algunos comics de Star Wars que vi la última vez. Digo que no voy a ir a ver la casa por que iba ir un momento a ver esa tienda y luego queria descansar para la noche. En la tienda agarro solo un comic de Star Wars, el Star Wars #11(posteriormente Star Wars Republic) y al momento de pagar decido llevarme otro más, el #25. Una vez en casa los ojeo y me pongo a leer los correos (es lo primero que hago cuando compro un comic) y mira tu, en el número 25 me encuentro publicado un post que escribi yo en los foros de www.darkhorse.com en relación a un arco argumental de Star Wars que se títulaba Twilight (Star Wars #19 al #22 creo) donde aparecía por primera vez el personaje de Quinlan Vos. Allí estaba yo descubriendo un post mio de hacia 8 o 9 años editado en un comic de Star Wars. Encima el número #25 estaba dibujado por uno de mi tierra, Ramón Bach.

Imagino que a muchos nos ha ocurrido eso de ver nuestras cartas, e-mails, nombre editados en un comic pero no podemos negar que eso nos gusta y convierte a esos números en números muy especiales para nosotros. O me direis que no es verdad? ;)