lunes, 28 de julio de 2008

Anok, Hereje de Estigia



La semana pasada termine de leer el último libro de la trilogía Anok, Hereje de Estigia escrito por J. Steven York y que pertenece a la serie editada por TIMUN MAS “La era de Conan“.

Esta es la segunda trilogía de la serie. La primera es “Leyendas de Kern“ la cual todavía no he leído ya que la deje en mi casa en España; además primero me había comprado esta trilogía.

Ese fue el gran error: comprar los tres libros y no haber comprado solo el primero. Por qué digo esto? Porque leyendo el primero tenia de sobra para darme cuenta que la trilogía no merecía la pena. El caso es que ya que los había comprado y comenzado a leer, tenía que terminarme la trilogía por orgullo.

Los libros que componen esta trilogía son:

  • Vástago de la Serpiente
  • Hereje de de Set
  • Veneno de Luxur

El libro narra las peripecias de Anok Wati, un joven mestizo, mitad estigio mitad nemedio, nacido en el seno de una familia bien posicionada dentro de la ciudad estigia de Khemi.

En el primer libro vemos como el joven Anok es testigo del asesinato de su padre, un rico comerciante nemedio en Khemi. Los asesinos parecen ser miembros del culto a Set. Como he dicho, Anok es testigo desde un escondite del asesinato de su padre y de la destrucción de su hogar. Instantes antes de morir su padre le entrega un medallón de hierro y le dice que busque a su hermana. Anok huye y cuando lo volvemos a ver ya han pasado seis años de ese suceso. Descubrimos que durante esos seis años vivió en los barrios bajos de Khemi forjándose una nueva vida y su propio lugar con sus amigos conocidos como Los Cuervos, una banda que se gano la fama de justos, valientes y chicos de honor.

Un día en la guarida de Los Cuervos, Anok jugueteando con el medallón activa un mecanismo que abre el medallón y dentro se encuentra un objeto que más adelante averigua que se trata de un objeto místico conocido como una de las Tres Escamas de Set y que es de suma importancia para el culto a Set. A partir de aquí veremos como Anok tiene un encuentro con un antiguo dios olvidado, Parath el cual le entrega una tarea: destruir el culto de Set desde dentro con su ayuda para así vengar al mismo Parath al mismo tiempo que a su padre y descubrir los misterios de su pasado. Para eso deberá unirse al culto y aprender su magia, cosa que vemos ya en este primer libro junto con varios sucesos que son de vital importancia para el desarrollo del plan de Anok.

Ya en el segundo libro, vemos como Anok ha ido escalando puestos en el Culto de Set y como se va ganando la confianza de su “maestro” Ramsa Aál. Vamos viendo el aprendizaje de Anok y como empieza a desarrollarse una lucha en su interior para resistir la influencia, la corrupción y la locura que conllevan el uso de la magia. En este libro los acontecimientos siguen teniendo lugar en la ciudad de Khemi, más concretamente en el templo de Set para más adelante trasladarse, después de un largo y peligroso viaje por el desierto, a Keshatta la ciudad de los brujos donde le manda Ramsa Aál para continuar con su aprendizaje. En este viaje le acompañan sus dos únicos amigos que le quedan: un Kushita, Teferi y una cimmeria Fallon. Ya en la ciudad hace nuevos amigos como el misterioso Sabé el Sabio, un anciano que esconde sus propios secretos. En esta ciudad Anok vivirá todo tipo de situaciones como puede ser sobrevivir a un enfrentamiento contra el mismísimo Tot Amon

Por último, en el tercer libro vemos como Anok va pasando los diferentes ritos a los que debe someterse para convertirse en Sacerdote de Set. En esta parte la lucha de Anok contra la corrupción y locura de la magia se vuelve mucho más fuerte y más intensa. La acción se traslada de Keshatta a Luxur que es donde empieza la recta final de la aventura y donde todo acabara para bien o para mal de Anok y sus amigos.

Haciendo un balance general, la obra deja mucho que desear. La historia no me convenció mucho entre otras cosas porque no me gusta el uso exagerado de la magia en este tipo de historias para solucionar los problemas. Además, Robert E. Howard hacia uso de la magia pero si os fijáis siempre la usaban los malos en sus obras; el bueno, siempre se enfrentaba a la magia con su fuerza, el acero y su astucia.

En cuanto al tratamiento de los personajes, se profundiza poco en su psicología y por mucho que los describa no dejan de parecer al lector como personajes vacios y sin ningún tipo de verdadera motivación.

Es simplemente una aventura mas entre muchas otras que tiene lugar en la era hiboria de Conan. Estoy seguro que hay muchas historias mucho más interesantes que contar y de mejores formas de hacerlo. En definitiva, mi sugerencia seria que no perdáis el tiempo con esta trilogía.

6 comentarios:

N dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
N dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
N dijo...

Me piden que te dé un recado: ¿Puedes mandar un correo a alejo2 arroba gigamesh.com?

(Y ya puestos, ¿te importa borrar este comentario en cuanto lo hayas leído?)

Majin Gus ( 魔人 ) dijo...

hola,linda pagina,te gusta conan? bien ahiiiiii
anddancingwithmyself.blogspot.com

Capitán Trueno dijo...

Si majin gus me gusta Conan, sobretodo lo escrito por R. E. Howard y los primeros 100 números editados por marvel. También me esta gustando lo nuevo que esta editando Dark Horse.

Ok, n ahora mando un mail.

Maldorick dijo...

Estaba en el supermercado y vi esta trilogía que estaba a un precio bastante accesible y con un adicional de descuento de 20%, la cosa que compré el primer libro de estar trilogía para ver de qué trataba, de niño veía la animación de Conan y algunas de las películas referentes. Leí el prólogo y los dos primeros capítulos y me ha gustado, así que compré el segundo libro y me voy por el tercero. No conocía la editorial, pero ahora que la visité por la web me doy cuenta que publican mucho de literatura fantástica, ciencia ficción, Dragonlance, etc.