miércoles, 4 de noviembre de 2009

Lecturas: Conan #33 - #39

Nos volvemos a ver las caras con Conan, aunque ya va faltando poco para acabar este trayecto que fue la serie de debut del Cimmerio con Dark Horse. En este caso veremos tres arcos y una historia individual, todos ellos guionzados por Tim Truman mientras que el primero y tercer arco estarian dibujados por Cary Nord y el segundo por un excelente Paul Lee quien nos ilustra una historia que tiene lugar en un futuro en el que Conan ya es rey de Aquilonia. La historia individual viene ilustrada por un mejorable Rafael Kayanan. En cuanto a las portadas, tenemos a Tony Harris del 33 al 36 continuando con su excelentisima labor y a Cary Nord del 37 al 39, quien en ningun momento supera a Harris en cuanto a portadas se refiere. Así pues sigamos con nuestro ya casi habitual recorrido.


Nºs 33 y 34 - "Perros de las Montañas" y "Los Hijos de Bel". Guiones de Timothy Truman con dibujos de Cary Nord. En este breve arco veremos un poco de todo. Truman acaba de cerrar el tema de la huida de Conan de Zamora junto con la facilona Jiara. Vemos el final del magistrado y como entra en escena otra figura poderosa que será la que liará el cotarro en esta ocasión: el Sacerdote de Anu. Todo empieza cuando Conan salva a unos sacerdotes de Mitra de una banda de ladrones para después robarles él. Lo único que sacan son unos, aparentemente, miserables frascos con un contenido inutil; inutil para Conan y Jiara pero no para el Sacerdote de Anu. Todo ello rematado con el encuentro en un desfiladero rocoso con los Hijos de Bel, que me recuerdan a los raros esos que viven en cavernas de la peli "El Guerrero nº 13". Estos capturan a nuestro heroe y su amiguita, pero como es obvio, Conan encuentra la manera de escapar con una ayudita a última hora de Nestor. Juntos partiran hacia una nueva aventura.

Como decía antes, breve historia en dos números donde Truman hace gala en 48 páginas de todo lo que es capaz de hacer con el Cimmerio y la verdad que no me desagrada en absoluto. Al menos a mi este inicio me ha parecido muy prometedor incluso con expectativas de superar a Busiek. Por otro lado, nos volvemos a encontrar con un Cary Nord pletórico con, de nuevo, un trazo muy a lo Frazzeta.


Nºs 35 y 36 - "Volveran a ser Señores" y "Silencioso al Mar". Guiones de Timothy Truman y dibujos de Paul Lee. En esta ocasión Truman acompañado de Lee se saltan la continuidad para llevarnos a un futuro no tan lejano de la vida de Conan donde este ya es rey de Aquilonia. La historia sucede inmediatamente después de "El Fénix en la espada". Conan se ve obligado a viajar a territorio picto para acabar con un supuesto nuevo profeta que al que los pictos siguen fervorosamente. Allí Conan resultará herido y cobijado por una picta perteneciente a un clan descendiente de Brule (la mano derecha del Rey Kull). Esta, cura a Conan y le encomienda una especie de misión que consiste en devolver la antigua lanza de Brule al lugar donde pertenece. Conan iniciará un trayecto que le llevará a algun sitio en el mar, a una antigua ciudad sumergida custodiada por una raza mitad humana mitad anfibio. Una vez cumpla con su parte de la misión conseguirá la clave para destruir al misterioso profeta picto.

De nuevo nos encotramos con una excelente historia de Truman que le marca el compas a un no menos excelente Paul Lee. Truman nos pone en antecedentes Howardianos al enlazar esta historia con el pasado en el que vivio Kull.

Nºs 37 y 38 - "La guarida de las ratas" y "El Laberinto". Guiones de Timothy Truman y dibujos de Cary Nord. En este número debuta en los colores de la serie Richard Isanove. Conan, Nestor y Jiara llegan a la ciudad fronteriza donde el que manda es el Sacerdote de Anu. En esta ciudad nuestro grupo de aventureros se detiene a realizar unos cuantos "trabajitos" (osease robos) para poder proseguir su camino con los bolsillos llenos. Allí se toparán con el Gremio de los Ladrones quienes controlan todo el tema de los robos en la ciudad a cambio de un porcentaje de los botines. Ofendidos por las normas del Gremio, Conan y Nestor se deciden a robar la mismisima sede del Gremio. Mientras, Jiara empieza a coquetear con un señor bien de la ciudad. El tipo saca beneficio carnal y de otro tipo de Jiara ya que esta vende a sus compañeros a cambio de una vida de princesa. A todo esto se le suma que el Sacerdote de Anu también va detras de nuestros ladrones ya que se entera de que ellos son quienes robaron los frascos que él también quiere a los sacerdotes de Mitra. Este increible kilombo acabará con alguien apresado, torturado y ejecutado... y rematado por justa venganza cimmeria con toques macabros.

Truman empieza a mostrarnos que le gusta el gore o al menos eso quiere que nos creamos. Teje una historia de traición y venganza que culmina con la muerte de un amigo y la muerte de el poderoso personaje que lo mato. Otra excelente historia de Truman que nos devuelve a la linia temporal de la serie y que nos acerca al siguiente gran arco: "Ladrones en la casa". Nord, por su lado, vuelve ha realizar una gran labor (parece que se esta conviertiendo en una cosa habitual en este su último tramo de la serie) que se ve acentuada por el trabajo del nuevo colorista regular de la serie, Richard Isanove.


39. "En la Torre de Tara-Teth". Guiones de Timothy Truman y dibujos de Rafael Kayanan. Historia de Conan que en mi opinión esta de más. La acción nos devuelve a los dias en que Conan vela por la seguridad del sacerdote de Ibis, Kalanthes. En esta ocasión, Kalanthes y Conan llegan a un pueblo costero sobre cuyos habitantes ha caido una maldición. Obviamente, Kalanthes sabe como sacar a esa gente de su miseria y le indica a Conan que entre en una antigua torre donde se encuentra la solución al problema. Torre, por supuesto, llena de monstruos y antiguos demonios del averno.

Historia como he dicho que creo está de más donde lo peor de todo son los lápices de Kayanan, quien nos ofrece un Conan con un espadón super sobre dimensionado y totalmente alejado de cualquier Conan que hayamos visto (incluso del Conan del mismo Kayanan de Conan el Aventurero). Con este comic tengo la sensación más bien de leer un manga que un comic de Conan. Una historia más para el olvido.

Pues poco a poco nos vamos acercando al final de la serie, tan solo nos quedan 11 números. Y con este, vienen los cambios. Ya tenemos a Tim Truman como guionista regular, a Richard Isanove entrando con su paleta de colores y ya queda poco para que Nord se esfume y deje paso a otros. Ya falta menos para "Rogues in the House"!!