martes, 11 de mayo de 2010

Lecturas: Roger de Flor - El Lleó de Constantinoble de Francesc Puigpelat


Otra de las cosas que me leí hace ya unos días. En esta ocasión llevaba detrás de este libro mucho tiempo sin encontrarlo en librerías hasta que un día me animé a entrar en la biblioteca del pueblo y lo agarré.

Como os podéis imaginar, el libro gira en torno a la figura de Roger de Flor, líder de la Compañía Catalana que asolo Turquía y Grecia en torno al 1305. El libro esta narrado catalan en primera persona a modo de epístolas que se van mandando los distintos personajes y de esta manera se va desenmarañando el misterio que envuelve el asesinato de Roger de Flor. Si bien el libro empieza con Ramón Muntaner recibiendo el cráneo de un ya muerto Roger de Flor y de ahí la acción salta a la llegada de Roger a Constantinopla. Me atrevo a decir que el personaje principal es más bien Ramón Muntaner que no Roger de Flor ya que carga con el peso de la mayoría de acciones que tienen lugar en el libro. Además de estos, otros de los protagonistas son el Emperador Andronico II, Miguel Paleólogo, Berenguer d'Entença, Bernat de Rocafort, Sanç hijo bastardo del Rey de la Corona de Aragón, etc. A través de las epístolas que se van mandando entre si estos personajes se va dibujando la personalidad de Roger de Flor y de como actuaba este y en consecuencia a que; así como las causas de su trágica muerte.

La virtud que demuestra tener Francesc Puigpelat en esta obra es la de reconstruir la personalidad de Roger de Flor partiendo de las pocas páginas que le dedicó Ramón Muntaner en las Crónicas. Aún y así, Puigpelat deja bien claro que esa personalidad que ha ido levantando es totalmente ficticia, nacida de su imaginación de acuerdo a como él cree que debió ser el talante de un lider de esa trascendencia. Así pues nos presenta a un Roger de Flor con peculiaridades contradictorias, un ser capaz de mostrarse dialogante y reflexivo en ciertas ocasiones y en otras impetuoso y batallador, de un ser compasivo a veces y cruel en otras, de un lider inflexible o un amante apasionado, de una persona ambiciosa para unas cosas y humilde para otras. Todo esto lo consigue a través de todas esas epístolas cruzadas nos permiten ir reconstruyendo ese mítico personaje en nuestra mente llegando al punto de comprenderlo en ocasiones u odiarlo en otras.

Un hecho que me ha dejado bastante sorprendido (y que al parecer es históricamente cierto) es que en algún momento los reyes de la Corona de Aragón y de Francia intentaron atribuirse de algún modo los hechos Roger de Flor y la Compañía Catalana para hacerse con el control del Imperio de Bizancio. Esto queda constatado en el libro con la presencia de Sanç hijo bastardo de Jaume II. Tal vez este hecho sea conocido por vosotros pero yo no estaba al tanto.

A pesar de todas esta cualidades, creo que la obra peca de dos fallos: uno es la total falta de acción, de escenas de lucha y batallas; el otro fallo creo que en según que momentos hay epístolas que están de más, que aportan poco o nada a la narración y que no hacen sino cortar el ritmo. Aún así, estos no son motivos suficientes para no recomendar la lectura de esta obra y disfrutarla.


3 comentarios:

Maeglin dijo...

Un caso de libro de lo que mantiene Nicolas Maquiavelo en su libro EL PRINCIPE acerca de las tropas a sueldo hacen más mal que bien a su patrón. Pero es que Bizancio ya estaba a la deseperada.

Kilian Stark dijo...

No les quedaba otra sino los turcos se los comian. Al final la Compañia Catalana se comio a los turcos y se merendo a los griegos.

Un saludo,

Kilian

Lluís dijo...

El llibre em va seduïr tant que el vaig llegir una primera vegada massa ràpid. Un cop el vaig acabar el vaig tornar a llegir per assaborir-lo millor.
No comparteixo el fet que no hi hagi escenes d'acció (no és el seu gènere).