miércoles, 19 de mayo de 2010

Lecturas: Skye Runner



Miniserie de fantasía heroica compuesta por 6 números editada por Wildstorm (no tiene lugar en el universo Wildstorm al igual que tampoco lo hace World of Warcraft). Escrita por Allen Warner y dibujada por Alé Garza. Las portadas fueron realizadas por varios artistas (Jim Lee, Alé Garza, Lee Bermejo, etc.) habiendo varias portadas alternativas por número.


La mini nos cuenta la historia de Lady Skye (parece un calco de Red Monica) que ve como su comunidad es aniquilada. Tras eso se verá obligada a hacer frente a su, para variar, misterioso destino espada en mano. Por el camino ira reclutando un variopinto grupo de personajes al más puro estilo rolero. Desde un cachorro de Unicornio, pasando por un pícaro y un misterioso caballero de verde armadura con lagunas en la memoria. El grupo se verá metido en todo tipo de situaciones tópicas del género llegando a pelearse entre ellos. El gran enemigo de la historia es un malvado mago que tiene secuestrados a los sobrinos de Lady Skye a los cuales por supuesto hay que salvar. Poco más se puede contar sin entrar en detalles. Pero a grosso modo está es la historia.

En linias generales, estamos ante un comic con todos los tópicos del género que nos llevan a un aburrimiento moderado desde el comienzo de la lectura (menos mal que no los compré yo sino mi hermano. Todo eso que me ahorré). Ya sabemos que casi todas las obras de este tipo, ya sea en comic, novela o película, están llenas de los tópicos propios de este género; pero las hay que hacen uso de esos tópico de forma positiva consiguiendo una narración divertida e interesante pero este no es el caso de Skye Runner. No es una obra compacta, hay cosas que no cuadran, hay hechos demasiado obvios con los que no se consigue transmitir ningún aura de misterio o de duda. Se quiere meter demasiadas cosas en muy pocas páginas y eso hace que el lector no se sumerja en la lectura. En cuanto al arte, he visto trabajos mucho mejores de Alé Garza.

El conjunto en si parece más un experimento previo al lanzamiento del comic de la misma editorial de World of Warcraft que otra cosa. Totalmente prescindible.


2 comentarios:

Yota dijo...

Me he leído todos los proyectos de este tipo publicados por Wildstorm, y la única historia que me gustó fue la de Ninja Boy, estuvo muy graciosa.

Kilian Stark dijo...

Poco que añadir ya que coincido con lo que tu dices.

Un saludo,

Kilian